Baal Kilmer

Description:

Tiefling Bard

Bio:

Baal nació en Blood Crescent, un pequeño puesto al borde de Crescent Bay establecido por la Casa Rakdos, después de numerosos intentos por establecer una colonia en los áridos e inhóspitos Demon Wastes.
A pesar de ser hogar de innumerables males y viles criaturas, pequeños asentamientos de humanos, orcos, goblins, tieflings y otras criaturas pueden vivir de manera pacífica en Demon Wastes con una condición; rendir pleistesía y pagar con ofrendas.

Por muchos años Blood Crescent mantuvo este status quo, pero los demonios no son famosos por ser fácilmente apaciguados. Pronto llegó el día en el que las ofrendas no fueron suficientes y Blood Crescent fue invadido. El Clan Rakdos luchó por mantener su colonia con vida, pero muchos refugiados prefirieron huir del incierto destino que les deparaba quedarse a su suerte en Blood Crescent. Entre este grupo de refugiados se encontraba Baal y sus padres.

Estos refugiados viajaron por los áridos parajes de Demon Wastes por mucho tiempo, llevando una vida nómada, pues ningún lugar se mantenía seguro por mucho tiempo en esta parte del mundo. Este estilo de vida marcó profundamente a Baal, quien sentía que no pertenecía a ningún lado, y la soledad se convirtió en su compañera.

No obstante, había algo que traía alegría a Baal durante este tiempo: la música. La música era una de las pocas formas de entretenimiento que podía disfrutar un grupo de nómadas, y todos se reunían alrededor del fuego cuando el bardo Halphas tocaba su flauta y contaba sus relatos; y este momento era más que mágico para Baal.
Los primeros en notar este comportamiento en Baal fueron sus padres. Estos, afligidos por no poder darle una mejor vida a su hijo, convencieron a Halphas de que tomara a Baal como aprendiz de bardo.

En Baal, Halphas vió más que sólo un flautista. Baal tenía afinidad para las artes arcanas relacionadas con la música. Baal podía usar la música como un magnificador de la magia que corría por su sangre, y con mucha facilidad. Debido a esto, Halphas decidió enseñarle a Baal a usar su magia para influenciar la mente de los demás a través de la música.

Una noche alrededor del fuego, Baal tocaba una de sus sonatas cuando el grupo fue emboscado por un numeroso grupo de ilíthidos. Estos no eran simples monstruos guiados por instinto; era un grupo organizado e inteligente, y rápidamente despacharon a la mayoría de los nómadas. No obstante, la vida en el desierto había endurecido al grupo, y con la ayuda de Halphas, los nómadas montaron una resistencia para hacerle frente a los ilíthidos. Parecía que los nómadas serían exitosos en repeler el ataque, pero los ilíthidos no estaban solos.
De la sangre y el fuego surgió la imágen más escalofriante que Baal jamás había presenciado. Un Balor tomó forma entre la multitud. Baal perdió el conocimiento, no sin antes ver los cadáveres incinerados de sus padres y su mentor a su alrededor.

Baal sueña con el rostro del Balor. Es un rostro que nunca olvidará.

Baal despierta en un lugar que no veía hacía mucho tiempo, Blood Crescent. Al abrir los ojos e incorporarse nota que le observa detenidamente un goblin. Baal claramente distingue en el brazo de la criatura una marca de dragón, la de la Casa Rakdos. El goblin relata que le encontró rodeado de cuerpos en unas ruinas cerca del camino de un grupo de caravanas que se dirigía a Blood Crescent. Las caravanas vieron el humo y oyeron el conflicto a la distancia y le encontraron inconsciente en el sitio. Le trajeron a Blood Crescent, el cual había sido recuperado por la Casa Rakdos y prosperaba más que nunca.

La Casa Rakdos es famosa, entre otras cosas, por ser la casa del entretenimiento. En ella Baal encontró trabajo como músico y como espía. Baal perfeccionó su música y su habilidad con la espada con el fin de subir posiciones y ganar el favor de su Casa.
Sin embargo, con el tiempo Baal entendió que necesitaba poder e información que no iba a obtener en Blood Crescent. Baal debía viajar hacia el este, e infiltrarse en los rangos de la Casa Dimir, los mercaderes de información de Khorvaire.

Baal no se iba a detener hasta conocer el nombre que le arrebató todo.

Baal Kilmer

Eberron: Prophecy of Dragons The_Professor The_Professor