Tatsuo Pendragon

Description:

Dragonborn Barbarian

Bio:

Tatsuo nació en una aldea cerca de la ciudad de Io’lokar en el continente de Argonessen. Tatsuo no conoció a sus padres ya que el huevo del que Tatsuo nació había sido robado de su aldea original, una de las más poderosas de la zona. Desde que nació, claramente Tatsuo no encajaba con el resto de los dragonborns de la aldea, principalmente por su color de escamas, un bronce rojizo, algo que no era habitual en su aldea.

Los clanes de dragonborn en Argonessen conducen un ritual desde tiempos inmemorables. Cada clan elige a un campeón que representará a su aldea en un torneo que pone a prueba sus habilidades físicas y mentales, y su fuerza en combate. El ganador de este torneo recibe el título de Pendragon, o Jefe de Dragones. Normalmente el siguiente Pendragon es elegido en el siguiente torneo, pero el título también puede ser arrebatado si el Pendragon es retado a un duelo y derrotado por el retador. No obstante, no cualquiera puede retar al Pendragon. Sólo un participante del torneo anterior que quede con vida tiene derecho a retarle. Esto quiere decir que un Pendragon no puede ser retado por un miembro de su propia aldea. Esto garantiza que se respete la democracia de esa aldea al haberlo elegido como su campeón en primer lugar. Este sistema también propicia que miembros de la misma aldea del Pendragon, se vayan de su aldea a otras aldeas, abriendo la posibilidad de ser elegidos como campeones de otras aldeas en futuros torneos y así poder arrebatarle el título en el torneo, o de salir perdedores y quedar con vida, tener derecho a retarlo. A su vez, esto propicia que en la aldea del Pendragon sólo queden guerreros fieles a su líder, pues los disidentes suelen irse a otras aldeas buscando esta oportunidad. El torneo se celebra cada 5 años, en honor a las 5 personalidades de Tiamat, la Diosa de los Dragones Cromáticos.

La aldea de Tatsuo era una aldea pequeña, que nunca había siquiera enviado un campeón al torneo, pues nunca había habido un guerrero considerado merecedor de tal honor. Resultaba menos humillante no participar del todo y obedecer las directrices del Pendragon, que intentar aspirar al título y ser apabullados en el torneo, y correr el riesgo de perder a su mejor peleador.

Tatsuo creció espectacularmente. Se desempeñaba de sobremanera en su entrenamiento como luchador. Sin embargo, Tatsuo siempre fue motivo de burlas por su color de piel. No era cromático, pero tampoco era metálico. Sin embargo esto, y el hecho de no tener padres y sentir que no pertenecía no era la fuente de la ira de Tatsuo. Lo que enfurecía a Tatsuo era que su aldea no era lo suficientemente fuerte para aspirar a ser algo más que seguidores y que el título de Pendragon había estado entre los 3 clanes más poderosos por más de un siglo. Sin embargo, Tatsuo canalizaba esta ira, la cual alimentaba su fuerza. Eventualmente Tatsuo demostró ser el mejor guerrero de su aldea, y exigió a sus líderes que le dieran la oportunidad de representarlos en el torneo. Los líderes veían en él potencial de llegar lejos en el torneo, e inclusive de poner el nombre de su aldea en el mapa, pero estaban convencidos de que no tendría oportunidad contra los campeones de las aldeas más fuertes, mucho menos contra el mismísimo Kuyutha Pendragon, quien iba para su vigésimo año como Pendragon.

En efecto, llegó el día del torneo y Tatsuo representaba a su aldea. Una vez iniciado, Tatsuo blande su espada de dos manos y se prepara a contraatacar. Los campeones más experimentados deciden esconderse en la arena gigantezca (un campo de 5km cuadrados, con bosque, río y pequeños riscos y montes) y esperar que los demás se maten entre sí. Tatsuo cumple las expectativas y derrota fácilmente a otros campeones de aldeas menos poderosas. Pero Tatsuo está de cacería, y sólo hay una presa que le interesa. Tatsuo busca a Kuyutha, y Kuyutha se deja encontrar.

Eventualmente se encuentran. Se miran fijamente por un momento. Tatsuo nunca había visto tan de cerca a Kuyutha, y es en este momento cuando Tatsuo nota que Kuyutha es casi el doble de su tamaño. Esto enfurece más a Tatsuo. Tatsuo le dice que él sera el siguiente Pendragon y que su aldea finalmente será poderosa. Kuyutha no responde.

Cuando Tatsuo se dispone a arremeter, Kuyutha despliega sus alas, y las bate, generando una tormenta de arena que ciega por un momento a Tatsuo. En un abrir y cerrar de ojos, Kuyutha está a centímetros de la cara de Tatsuo. Es en este momento donde Tatsuo recibe la lección más importante de su vida. La humildad. Kuyutha estaba a otro nivel. Kuyutha ni siquiera necesita su arma para incapacitar a Tatsuo. Un golpe en la mandíbula deja a Tatsuo sin poder actuar, mientras que con un sólo movimiento, Kuyutha se ubica a espaldas de Tatsuo, le toma con sus brazos y le susurra: “busca a los siete canarios”. Tatsuo se despierta horas después, fuera de la arena.

Al regresar a su aldea, no es recibido con insultos ni con alabos. Simplemente como un dragonborn que falló su prueba. Se había ganado el respeto de los dragonborn de su aldea. Tatsuo no entiende por qué Kuyutha le dejó con vida ni qué significan las palabras que le dijo, pero está seguro de algo: no encontrará la respuesta en su aldea. Tatsuo decide recorrer el mundo de Eberron con el fin de encontrar estas respuestas. Su viaje le lleva a Occidente, más allá de Aerenal, al continente de Khorvaire, donde se ve envuelto en un conflicto conocido como la Última Guerra. Cuando llega a Khorvaire y le preguntan por su apellido, Tatsuo responde lo primero que se le viene a la mente; lo que más desea en este mundo.

Pendragon.

Tatsuo Pendragon

Eberron: Prophecy of Dragons The_Professor The_Professor